Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, selecciona tu país e idioma. Serás redirigido a la página de tu país.

  • Internacional
  • Francia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Alemania
  • España
  • Suecia
  • Polonia
  • Bélgica
  • Dinamarca
  • Finlandia
  • Grecia
Dos cepillos de dientes, una toalla y una planta pequeña sobre una mesa de mármol.

VUELTA A LA RUTINA: ¿QUÉ NO PUEDE FALTAR EN TU LAVABO?

Ya estamos a finales de agosto y se acerca la vuelta a la rutina. Ahora es momento de revisar los productos bucales que usamos y los que no. Incluso, nos podemos plantear cuáles son los necesarios para mantener una buena higiene bucal durante el resto del año. Pero, ¿sabes que productos orales son indispensables para un buen cuidado de tu boca?  

Productos básicos que no pueden faltar en tu lavabo:

Descubre a continuación los productos básicos que no pueden faltar en tu lavabo para cuidar de tu higiene bucodental:

1- Cepillo de dientes nuevo:

Si no te lo has comprado en vacaciones, ahora es el momento de comprarse un cepillo de dientes nuevo. No te arriesgues con un cepillo que ha viajado contigo en diferentes neceseres. 

Nuestra recomendación a la hora de adquirir el cepillo es que los filamentos deben ser blandos para no dañar las encías. Y, debe constar de 2 niveles, uno de ellos más largos y finos, para limpiar la placa de entre los dientes y de la superficie. Es decir, no vale cualquier cepillo, como los que te regalan en los hoteles. De hecho, los expertos recomiendan comprarlo en la farmacia.

2- Productos interdentales:

El cepillado dental sólo cubre el 60% de la boca, pero podemos incrementarlo hasta el 85% gracias al uso de productos interdentales. Por ello, cepillos, palillos interdentales e hilo dental son elementos que no pueden faltar en tu casa. 

Visita nuestro post sobre diferencias entre los cepillos interdentales y el hilo dental para ver qué producto es el más indicado para ti.

3- El colutorio: 

Se presenta como el eterno complemento, pero el colutorio es de gran importancia en la higiene bucodental. 

Es el encargado de eliminar las bacterias que ni el cepillado ni los productos interdentales consiguen eliminar. Además, es un elemento de prevención ante problemáticas como las caries, el mal aliento o la gingivitis. 

Te recomendamos usarlo unas dos o tres veces al día, justo después del cepillado, y durante un minuto aproximadamente.

4- La pasta de dientes adecuada:

Es esencial saber la pasta de dientes adecuada para cada uno. Igual que los colutorios, no todos los dentífricos son iguales. Y, en función de tu situación actual y del estado de tu boca, te puede encajar uno u otro. 

Por ejemplo, existen las pastas blanqueantes, las anticaries, las de prevención de infecciones, las de sensibilidad dental, etc. Por ello, aprovecha estos últimos días de vacaciones para decidir qué tipo de soluciones quieres para tu boca y hacerte con ellas.

Una vez ya tengas este kit básico para cuidar de tu salud oral. El siguiente paso es plantearte si sueles padecer alguna problemática bucal en concreto como aftas, sensibilidad dental o boca seca. Y, elegir los productos específicos para tratarla y que no vuelva a pillarte por sorpresa.

Utilizamos cookies para asegurarnos de que te proporcionamos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Para conseguirlo, recordamos y almacenamos información sobre cómo usas dicho sitio web. Esto se realiza utilizando sencillos archivos de texto llamados cookies, que permanecen en tu ordenador. Al cerrar este mensaje o navegar a una página distinta dentro de este sitio web, prestas tu consentimiento a nuestras cookies, en este dispositivo, de acuerdo con nuestra política de cookies, a menos que las hayas deshabilitado.

Leer más