Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, selecciona tu país e idioma. Serás redirigido a la página de tu país.

  • Internacional
  • Bélgica
  • Alemania
  • Dinamarca
  • España
  • Finlandia
  • Francia
  • Grecia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Polonia
  • Portugal
  • Suecia
Gingivitis - ¿Por qué debería preocuparme por la salud de mis encías?

Gingivitis - ¿Por qué debería preocuparme por la salud de mis encías?

Descubre qué papel juegan tus encías y por qué es tan importante mantenerlas saludables, entre otras cuestiones, para prevenir la gingivitis.

Como a muchas personas, probablemente te han dicho desde una edad temprana que es importante cuidar tus dientes. Por supuesto, es un buen consejo – para mantenerse saludable y fuerte, tus dientes necesitan un cuidado bucal adecuado a lo largo de toda la vida. ¿Pero qué hay de las encías? No se oye mucho acerca de ellas... pero son igual de importantes, o incluso más. Sigue leyendo para averiguar por qué.

La salud de las encías es la puerta de entrada a la salud general

La salud de las encías es la puerta de entrada a la salud general

Tanto los dientes como las encías son actores clave en tu salud oral y general [1]. Empezando por la salud bucal, las encías tienen un papel central.

De hecho, este tejido mucoso suave y delicado es lo que ayuda a sostener los dientes. Así como, a proteger los tejidos más profundos. Cuando están sanas, están firmemente ligadas al hueso que hay debajo de ellas y forman un sello alrededor del cuello de los dientes. Sin ellas, los dientes y el tejido subyacente serían mucho más vulnerables [2].

Pero las encías también son esenciales para tu salud general. Como se indica en el Informe Mundial sobre la Salud Bucal (2003) y respaldado por más evidencia, existe una fuerte relación bidireccional entre la salud oral y la general [3].

¿Te preguntas cómo es posible? Piénsalo de esta manera: cuando las encías están sanas, forman un sello alrededor de cada diente, actuando como una barrera física contra las bacterias nocivas.

Como tal, ayudan a evitar que entren en el torrente sanguíneo y se abran camino a otras áreas del cuerpo donde pueden causar inflamación. Potencialmente agravar o aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades sistémicas como diabetes, enfermedades del corazón o accidente cerebrovascular [4]

El peligroso proceso de la gingivitis a la periodontitis

El peligroso proceso de la gingivitis a la periodontitis

Cuando la enfermedad de las encías aparece – a menudo como consecuencia de la acumulación de placa [5] –, la inflamación afecta a las encías de varias maneras: hinchazón, sensibilidad, sangrado durante el cepillado [6]... En general, las encías se debilitan, por lo que pierden parte de su capacidad para proteger el cuerpo contra las bacterias dañinas. Por eso es tan importante eliminar la placa y evitar su acumulación.

Si la gingivitis, enfermedad de las encías en estadio temprano, no se trata, puede progresar en periodontitis. Este estadio más grave y avanzado implica daño permanente a las encías y el tejido óseo alrededor de los dientes [7]. Cuando esto sucede, se requiere una intervención profesional para detener la progresión de la enfermedad y prevenir la pérdida del diente [8].

Actualmente, la enfermedad de las encías sigue siendo una realidad para muchas personas. Las estadísticas muestran que la gingivitis afecta a entre el 50% y el 90% de los adultos en todo el mundo dependiendo de su definición exacta [9], mientras que la periodontitis afecta hasta el 50%. Desde el cuidado bucal adecuado hasta la nutrición, hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a prevenir la enfermedad de las encías. Sigue leyendo para descubrir nuestras recomendaciones y consejos.

¿Qué puedo hacer para prevenir la gingivitis?

prevenir la gingivitis

ELIMINA LA PLACA CON UN CUIDADO ORAL EFECTIVO

Cuando se trata de inflamación de las encías, la acumulación de placa es a menudo la causa principal [10]. De hecho, las bacterias de la placa producen toxinas que irritan el tejido de las encías, causando inflamación. La mejor defensa es la eliminación regular de placa de todas las superficies dentales. Esto se reduce a tres sencillos pasos: cepillo de dientes, limpieza interdental y enjuague.

Asegúrate de cepillarte los dientes dos veces al día durante al menos dos minutos. Cepillar suavemente con un cepillo de dientes de filamentos suaves es esencial para evitar irritar las encías.

No olvides cepillarte a lo largo de la línea de las encías. Porque es donde los alimentos y las bacterias a menudo se acumulan y forman placa. Si tienes las encías sensibles e inflamadas, te recomendamos utilizar la pasta de dientes y enjuague bucal GUM® PAROEX®. Esta gama está formulada para combatir la placa existente y prevenir el crecimiento de bacterias.

Limpieza entre los dientes con los productos GUM

La limpieza entre los dientes debe ser el siguiente paso. A menudo descuidamos la higiene interdental, pero es imprescindible realizarla de forma diaria.

De hecho, los espacios interdentales son zonas en las que es fácil que se acumulen restos de alimentos y bacterias. Por lo tanto, son partes propensas a la acumulación de placa también. Hay una variedad de herramientas para ayudarte a retirarla de forma efectiva: cepillos interdentales, palillos interdentales de goma o hilo dental.

El hilo dental es genial si tienes espacios interdentales muy estrechos o apiñamiento. Si ese no es el caso, entonces recomendamos probar cepillos interdentales o palillos interdentales de goma. Ambos han demostrado ser más eficaces que el hilo dental para eliminar la placa de entre los dientes.

Los palillos interdentales son muy populares por su facilidad de uso y la agradable experiencia de limpieza interdental. Estos, masajean suavemente las encías y estimulan el riego sanguíneo. Elige la herramienta que te resulte más cómoda. ¡Lo más importante es que la uses todos los días!

Para terminar, recomendamos que te enjuagues con un enjuague bucal no agresivo. Si tienes las encías inflamadas, prueba el enjuague bucal de nuestra gama GUM PAROEX. Para obtener más detalles sobre cómo perfeccionar tu rutina de cuidado bucal, consulta nuestra página. No olvides visitar al dentista dos veces al año para una limpieza profesional y una atención personalizada.

Deja de alimentar la placa y protege tus encías

Deja de alimentar la placa y protege tus encías

Los pequeños cambios en tu dieta también pueden ayudarte a prevenir la acumulación de placa y proteger tus encías y dientes.

Limitar la ingesta de azúcar es nuestra principal recomendación. Porque el azúcar es un elemento clave en la formación de placa bacteriana [11]. Si te gusta comer algo de dulce durante el día, asegúrate de cepillarte los dientes después. Comer frutas y verduras crudas y crujientes también puede ayudar a eliminar la placa de entre los dientes [12].

Prueba manzanas, apio, zanahorias, etc. La vitamina C y otros nutrientes que se encuentran en las frutas y verduras también pueden ayudar a proteger las encías del daño celular y las infecciones bacterianas [13].

GUM® PerioBalance®

Suplementos alimenticios sin azúcar como GUM® PerioBalance® también pueden ser beneficiosos para las encías y los dientes. Ya que ayudan a promover la colonización por bacterias buenas para un ecosistema oral saludable.

Recuerda que...

La placa sigue siendo la principal causa de inflamación en una gran mayoría de los casos [14].

Pero algunos factores relacionados con el estilo de vida y otras situacione, también pueden entrar en juego [15]. Es el caso, por ejemplo,  del tabaquismo, el estrés, el período de embarazo o el uso de ciertos medicamentos.

Problemas de la gingivitis

Algunos están bajo tu control y otros no. Pero es bueno ser consciente de ellos y consultar cualquier inquietud con tu dentista o higienista. De esta manera, podrá proporcionarte las indicaciones de cuidado bucal adecuadas.

Cuida la salud de tus encías y tu salud general controlando la placa

CUIDA LA SALUD DE TUS ENCÍAS Y TU SALUD GENERAL CONTROLANDO LA PLACA 

  1. Las encías sanas son esenciales para una boca y un cuerpo saludables. Si las encías no gozan de buena salud, se aumenta el riesgo de desarrollar o agravar afecciones sistémicas. Como por ejemplo, la diabetes, accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardíacas. Por lo tanto, cuanto mejor protejas tu salud bucal, mejor protegerás tu salud general.

  2. La enfermedad de las encías a menudo es causada por la placa. Para prevenir la acumulación y proteger las encías contra la inflamación, establece una rutina de cuidado bucal de 3 pasos y visita a tu dentista al menos dos veces al año.

  3. La placa tiende a acumularse alrededor de la línea gingival y entre los dientes, donde puede irritar fácilmente las encías. Recuerda esto al cepillarte y asegúrate de limpiar entre los dientes todos los días. 

Utilizamos cookies para asegurarnos de que te proporcionamos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Para conseguirlo, recordamos y almacenamos información sobre cómo usas dicho sitio web. Esto se realiza utilizando sencillos archivos de texto llamados cookies, que permanecen en tu ordenador. Al cerrar este mensaje o navegar a una página distinta dentro de este sitio web, prestas tu consentimiento a nuestras cookies, en este dispositivo, de acuerdo con nuestra política de cookies, a menos que las hayas deshabilitado.