Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, selecciona tu país e idioma. Serás redirigido a la página de tu país.

  • Internacional
  • Francia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Alemania
  • España
  • Suecia
  • Polonia
  • Bélgica
  • Dinamarca
  • Finlandia
  • Grecia
¿Por qué debería preocuparme por la placa?

¿Por qué debería preocuparme por la placa?

Descubre con qué facilidad se forma la placa y por qué es perjudicial para ti

Seguro que ya has oído hablar de la placa. ¿Pero sabías que es clave en tu salud oral [1]? Sigue leyendo para averiguar por qué.

¿Qué es la placa y cómo se forma?

¿Qué es la placa y cómo se forma?

TODO ESTÁ RELACIONADO CON LAS BACTERIAS Y CÓMO PROLIFERAN EN TU BOCA

Todo comienza por la presencia de bacterias. Al igual que en el resto del cuerpo, en la boca existen infinidad de bacterias que forman la microbiota oral [2]. Estamos hablando desde varios cientos a varios miles de especies [3]. Lo que hace un total de mil millones de bacterias o más [4]. Leer esto puede resultar alarmante, pero lo cierto es que la mayoría de las bacterias de la boca son inofensivas [5]. Hay bacterias que incluso son beneficiosas, ya que ayudan a mantener una flora equilibrada y luchan contra los gérmenes que podrían afectar a tu salud oral y sistémica [6].

Compitiendo por el alimento y el espacio, las bacterias de la boca se depositan en el esmalte. Es allí donde la biopelícula natural de la saliva constituye un caldo de cultivo ideal [7]. Aquí, se alimentan de azúcares fermentables procedentes de los restos de alimentos. Después, se multiplican y producen residuos [8].

Esas bacterias colonizadoras, los restos de alimentos y la saliva se combinan para formar lo que se conoce como placa. La placa es una biopelícula de color amarillo pálido, suave y pegajoso en la superficie del diente. Este es un proceso continuo en el que se forma especialmente alrededor de las encías y entre los dientes [9].

Si no se elimina de la superficie del diente, se calcifica y se convierte en sarro. El sarro es un depósito más oscuro y mucho más duro que solo puede ser eliminado por un dentista[10]. Además, facilita la adhesión de nuevas bacterias y alimentos a la superficie de los dientes. Ayudando así a perpetuar la formación y acumulación de placa, y aumentando de esta manera el riesgo de problemas relacionados con la salud [11].

¿Cómo puede afectar la placa a mi salud bucal?

¿Cómo puede afectar la placa a mi salud bucal?

La placa puede afectar tu apariencia y confianza

Debido a su composición bacteriana, la placa puede afectar negativamente a tu salud oral de diferentes maneras, algunas más graves que otras. Debido a la acumulación de restos de comida [12], particularmente en las zonas interdentales, no es raro desarrollar mal aliento. La placa acumulada también puede hacer que los dientes se vean amarillos. Además, los ácidos pueden erosionar el esmalte y contribuir a la aparición de manchas [13] y posteriormente al desarrollo de caries.

La placa puede afectar tu apariencia y confianza

LA PLACA PUEDE DEJAR UNA MARCA DE LARGA DURACIÓN EN LA SALUD DE TUS DIENTES – en casos graves, puede provocar que se caigan

En primer lugar, vamos a enumerar los problemas de salud oral más graves que puede provocar la placa. Empezando por la desmineralización y la caries dental. 

Algunas de las bacterias presentes en la placa, como Streptococcus mutans, utilizan los azúcares de los alimentos para producir ácidos [14]. Estos ácidos pueden atacar al esmalte en un proceso conocido como desmineralización. Esta es la primera fase de la caries, en la que el diente sufre una pérdida de calcio y fosfato [15]. En esta fase, pueden aparecer manchas blancas debajo de la superficie del diente, debilitando el esmalte [16] como resultado.

Si la caries progresa a las capas más suaves y sensibles del diente, la dentina, el esmalte puede colapsar. Lo que conduce a la formación de cavidades [17]. Además, la exposición de la dentina a estímulos externos puede causar sensibilidad dental [18] y dolor. Mientras que la desmineralización es reversible, la caries no lo es y requiere la intervención de tu dentista. En algunos casos, la caries puede dañar incluso la raíz y la pulpa del diente, requiriendo también la atención de un profesional [19]. Si no se trata, la caries progresará, provocando que finalmente sea necesario extraer el diente [20].

 

La placa puede dejar una marca de larga duración en la salud de tus dientes

LA PLACA Y LAS ENCÍAS – el contacto entre las dos puede conducir a la enfermedad de las encías más rápido de lo que crees

 

Las bacterias liberan ácidos, pero ¿sabías que también producen toxinas [21]? Como su propio nombre indica, se trata de sustancias tóxicas que tienen el potencial de causar enfermedad de las encías. ¿Cómo? La placa tiende a acumularse cerca de la línea de la encía. Lo que facilita la entrada de las toxinas en el tejido de la encía, pudiendo irritar las encías y causar inflamación [22]. Esto se conoce como gingivitis, enfermedad de las encías en su forma más temprana [23]. Las encías inflamadas están más hinchadas, sensibles y susceptibles al sangrado durante el cepillado, el uso de hilo dental o la higiene interdental [24].

La placa y las encías

Si la gingivitis no se trata, puede derivar en periodontitis, lo que es una mala noticia. Esta condición más grave implica pérdida ósea y de tejido alrededor de los dientes. De hecho, las encías inflamadas se alejan del diente y forman bolsas que pueden infectarse [25]. La propagación de la infección por debajo de la línea de las encías a su vez desencadena una respuesta inmune. Esta respuesta inmune, combinada con las toxinas bacterianas, "comienza a descomponer el hueso y el tejido conectivo que sostiene los dientes"[26]

Si la periodontitis no es tratada por un profesional, el hueso, las encías y otros tejidos que sostienen los dientes eventualmente serán destruidos. Causando incluso la pérdida del diente [27]. En algunos casos, debido a la translocación de bacterias dentro de la boca, incluso las zonas sanas pueden verse afectadas. Hasta el punto de que los tejidos de soporte pueden ser destruidos allí también, haciendo que los dientes se aflojen y con el tiempo requieran extracción. 

¿Qué efecto tiene la placa en mi salud general?

¿Qué efecto tiene la placa en mi salud general?

SI NO CONTROLAS LA PLACA, PUEDE TENER CONSECUENCIAS EN TU SALUD GENERAL – La inflamación de las encías aumenta el riesgo de otras condiciones de salud graves y complica su control

 

La placa tiene consecuencias más inmediatas y evidentes en tu salud bucal, pero también tiene implicaciones para tu salud general [28]. Como se indica en el Informe Mundial sobre la Salud Bucal (2003) hay una relación entre los problemas orales y sistémicos [29]. Hasta la actualidad, han surgido nuevas evidencias que demuestra que la salud bucal y la salud general están relacionadas: 

  • El estado de salud oral y las principales enfermedades comparten factores de riesgo comunes y vías de inflamación.

  • Una mala salud oral aumenta los riesgos asociados con las principales enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares

  • Por el contrario, los problemas de salud generales pueden causar o empeorar las condiciones de salud bucal. Esto significa que hay una relación bidireccional entre la salud oral y la salud sistémica. Es decir, que cuanto mejor protejas tu salud bucal, mejor protegerás tu salud general [30]

Probablemente te estés preguntando: ¿cómo es posible? Ten en cuenta que las encías sanas actúan como un sello alrededor de los dientes. Creando así una barrera física que impide que las bacterias de la boca accedan al resto del cuerpo. Cuando sufres enfermedad de las encías, las encías se inflaman y se debilitan. Este contexto hace que sea más fácil que las bacterias nocivas entren en el torrente sanguíneo y lleguen al resto del cuerpo. Una vez dentro, pueden agravar cualquier condición de salud general que puedas tener o estar en riesgo de padecer [31]

La inflamación en las encías aumenta el riesgo de sufrir y complica el manejo de enfermedades como la diabetes y la artritis reumatoide [32]. Incluso tiene efecto sobre la salud cardiovascular y puede aumentar las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular. Es importante tener en cuenta también que una inflamación local en sí desencadena una serie de mecanismos que pueden aumentar el estado inflamatorio general del cuerpo.

Si padeces diabetes, debes tener cuidado con la acumulación de placa, ya que puede agravar el estado de inflamación. Además, puede afectar negativamente el control del azúcar en sangre. 

Obtén más información sobre cómo la diabetes y la enfermedad de las encías están conectadas de forma bidireccional.

¿Qué puedo hacer?

Controlar la acumulación de placa

CUIDA TUS DIENTES Y ENCÍAS COMO SE MERECEN – realiza una higiene oral completa y visita regularmente a tu profesional de la salud oral

Hay muchas cosas que puedes hacer para controlar la acumulación de placa. Si quieres prevenir su acumulación o eliminar la existente, lo más importante es seguir una rutina de higiene oral completa. 

El cepillado es la forma más eficaz de eliminar la placa [33]. Es por eso que debes cepillarte los dientes con un cepillo suave durante dos minutos mínimo dos veces al día [34]. ¡Asegúrate de cepillarte también a lo largo de la línea de las encías!

¡Pero eso no es suficiente! Recuerda que los dientes tienen cinco superficies en las que la placa puede acumularse. Por lo tanto, es muy importante limpiar las cinco eficazmente. Debes limpiar entre los dientes con un cepillo o palillo interdental, o usar hilo dental todos los días [35]. Presta especial atención a estas áreas porque la placa se acumula más fácilmente allí.

El último paso de tu rutina debe ser el enjuague bucal. Utiliza un colutorio no agresivo para ayudar a combatir las bacterias patógenas [36].

Si quieres saber cómo seguir una rutina de higiene oral completa, lee nuestra guía para aprovechar al máximo tu rutina diaria. Asegúrate también de visitar a tu profesional odontológico de referencia al menos dos veces al año para una limpieza profesional y una atención personalizada.

 

Cuida tus dientes y encías como se merecen

CONTROLA LA PLACA DIARIAMENTE 

1. La placa es una biopelícula que se forma en la superficie de los dientes. En particular alrededor de la línea de las encías y en los espacios interdentales. Lávate los dientes al menos dos veces al día para prevenir y eliminar la acumulación de placa.

2. Si no se elimina, la placa se convierte en sarro y el sarro solo puede ser eliminado por un profesional. Visita a tu dentista o higienista al menos dos veces al año para una atención personalizada y una limpieza profesional.

3. La acumulación de placa, si no se previene, puede afectar gravemente a tu salud oral y general. Cuanto mejor protejas tu salud bucal, mejor protegerás tu salud general. Sigue diariamente una rutina de cuidado oral que incluya los 3 pasos: cepillado, limpieza interdental y enjuague. Así te asegurarás de eliminar eficazmente la placa de todas las superficies dentales.

Utilizamos cookies para asegurarnos de que te proporcionamos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Para conseguirlo, recordamos y almacenamos información sobre cómo usas dicho sitio web. Esto se realiza utilizando sencillos archivos de texto llamados cookies, que permanecen en tu ordenador. Al cerrar este mensaje o navegar a una página distinta dentro de este sitio web, prestas tu consentimiento a nuestras cookies, en este dispositivo, de acuerdo con nuestra política de cookies, a menos que las hayas deshabilitado.

Leer más Política de Privacidad Términos de uso