Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, selecciona tu país e idioma. Serás redirigido a la página de tu país.

  • Internacional
  • Francia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Alemania
  • España
  • Suecia
  • Polonia
  • Bélgica
  • Dinamarca
  • Finlandia
  • Grecia
Un cepillo manual blanco enfrentado al cepillo eléctrico GUM PowerCARE

Cepillo eléctrico vs cepillo manual convencional

Seguro que alguna vez te has preguntado: ¿en qué se diferencia un cepillo eléctrico de uno manual y por qué debo elegir uno u otro? En este post queremos dar respuesta a todas tus dudas sobre el cepillo eléctrico vs el cepillo manual. 

Si bien es cierto que con una técnica depurada y eligiendo el cepillo adaptado, el manual puede ser suficiente para una higiene oral adecuada, los cepillos eléctricos son una alternativa que facilita mucho la limpieza diaria. ¿Por qué? A continuación, te detallamos las ventajas y las razones que hacen del cepillo eléctrico una alternativa a tener muy en cuenta en comparación con un cepillo manual convencional. Especialmente si has sufrido algún tipo de patología en dientes o encías:

1.       La importancia de la tecnología oscilo-rotativa

La tecnología oscilo-rotativa de un cepillo de dientes eléctrico proporciona una mayor eficacia en la eliminación de la placa que se acumula en nuestros dientes. Además y según la disposición de sus filamentos, proporciona también un mayor acceso interdental y subgingival, es decir, por debajo de la línea de la encía. Llegando mejor que un cepillo manual convencional y eliminando así la placa de una manera rápida y efectiva.

2.       Limpieza 360 grados

La forma del cabezal asegura una higiene de 360 grados. Por tanto, permite la limpieza de todas las caras del diente de manera fácil. Limpiaremos con eficacia y de forma sencilla no solo la parte externa, sino también la posterior y la interdental. Asimismo, el cabezal tiene el tamaño perfecto para ir limpiando diente por diente. 

3.       Esmalte y encías mejor conservadas

Existen cepillos eléctricos que nos ayudan a conservar mejor el esmalte y las encías. Como sabemos, una presión excesiva durante el cepillado puede llegar a dañar las encías y el esmalte de los dientes. Por eso, cepillos eléctricos como el GUM® PowerCARE™, incorporan un sensor de presión que avisa cuando se está ejerciendo demasiada fuerza. De esta forma, cuidaremos mejor y con más suavidad de nuestros dientes y encías. 

4.       Temporizador incorporado

Algunos cepillos eléctricos tienen un temporizador incorporado para poder ser más exactos y precisos en la higiene bucal. De esta forma, no tendremos que estar pendientes del reloj. El temporizaor del cepillo eléctrico GUM® PowerCARE™, además, emite señales vibratorias de cambio de cuadrante cada 30 segundos, y una señal vibratoria diferente cuando se ha alcanzado el tiempo de cepillado recomendado.  

5.       Especialmente recomendables para problemas en las encías

Los cepillos eléctricos, debido a su mayor potencia y eficacia en la eliminación de placa bateriana, son particularmente recomendables para quien sufre problemas en las encías. Si padeces gingivitis o periodontitis o tienes dificultades en el manejo, un cepillo eléctrico te facilitará mucho tu higiene diaria. 

Utilizamos cookies para asegurarnos de que te proporcionamos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Para conseguirlo, recordamos y almacenamos información sobre cómo usas dicho sitio web. Esto se realiza utilizando sencillos archivos de texto llamados cookies, que permanecen en tu ordenador. Al cerrar este mensaje o navegar a una página distinta dentro de este sitio web, prestas tu consentimiento a nuestras cookies, en este dispositivo, de acuerdo con nuestra política de cookies, a menos que las hayas deshabilitado.

Leer más