Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, selecciona tu país e idioma. Serás redirigido a la página de tu país.

  • Reino Unido
  • Bélgica
  • Alemania
  • Dinamarca
  • España
  • Finlandia
  • Francia
  • Grecia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Polonia
  • Portugal
  • Suecia
Sunstar GUM - Cepillos interdentales si tengo los dientes separados o muy unidos

¿Qué cepillos interdentales puedo utilizar si tengo los dientes separados o muy unidos?

Los cepillos interdentales son herramientas que permiten una limpieza más profunda. ¿La razón? Que estos cepillos llegan a las zonas donde un cepillo de dientes manual o eléctrico no son capaces de alcanzar. Se utilizan para eliminar la placa dental o restos de alimentos que se quedan en el espacio entre los dientes. Esta es una zona que suele pasar desapercibida, pero su limpieza tiene un gran impacto en la salud bucal. Una higiene adecuada del espacio interdental ayuda a prevenir la aparición de la enfermedad de las encías, como la gingivitis y la periodontitis, y la caries dental.

Cepillos interdentales adaptados a las necesidades individuales

El mundo de los cepillos interdentales ofrece un gran abanico de posibilidades dependiendo de la necesidad individual. En el mercado podemos encontrar cepillos interdentales rectos o bidireccionales, de mango rígido o flexible, de punta cónica o cilíndrica... Estos cepillos interdentales presentan un cabezal con una sección transversal redonda con una base de alambre alrededor de la que se insertan los filamentos. El diámetro del cabezal puede ser de numerosos tamaños. De esta manera, independientemente de la separación entre tus dientes, siempre encontrarás un interdental que mejor se adapte a ti.

SUNSTAR GUM® ofrece diferentes formatos y tamaños de cepillos interdentales adaptados a cada tipo de espacio interdental:

Los GUM TRAV-LER® están diseñados para un máximo confort y facilidad de uso. Están disponibles en 9 tamaños diferentes, desde los 0,6 mm de diámetro hasta los 2 mm. Lo normal es que una persona utilice más de un tamaño, porque el espacio entre los dientes no es el mismo en toda la boca. En caso de tener dientes muy unidos, se deben utilizar los cepillos con el diámetro más pequeño (0,6 mm o 0,8 mm). Si hay apiñamiento, se debe recurrir al hilo dental.

Es importante saber que el cepillo debe entrar de manera ajustada en el espacio entre los dientes adyacentes. Es decir, sin realizar fuerza excesiva, pero manteniendo el contacto entre los mismos. Por lo tanto, en caso de que el cepillo no se desplace con total comodidad y se quede atrapado, lo ideal para ti será el hilo dental o el palillo interdental de goma. En el caso de la seda, puedes optar por un hilo dental que se expanda al contacto con la saliva para eliminar una mayor cantidad de placa.

Para aquellas personas que tienen los dientes muy separados, existen cepillos con un diámetro mayor. En todo caso, recomendamos que sea tu dentista o higienista habitual quien realice las mediciones de estos espacios interdentales. Para así, establecer qué tamaño de cepillo es el idóneo para cada zona.

Los cepillos interdentales GUM BI-DIRECTION destacan por su inteligente diseño giratorio. El cabezal puede disponerse en ángulo recto o girar 90°. La posición recta es ideal para los dientes frontales, mientras que la posición en "L" permite acceder fácilmente a los dientes posteriores. Estos interdentales están disponibles en tres tamaños. Están especialmente recomendados para aquellas personas que tienen dificultad en el manejo de herramientas interdentales o presentan problemas de movilidad. Para los dientes separados, el tamaño de 1,2 mm es el más recomendado. En cambio, para los que los tienen más unidos existen el de 0,7 y 0,9 mm.  

Los interdentales se deberán usar siempre dependiendo del espacio existente entre los dientes. También es importante considerar la comodidad en la que el cepillo se utiliza o se desplaza.

La importancia de la limpieza interdental

Limpiar correctamente nuestra boca a nivel interdental es imprescindible para prevenir la enfermedad periodontal y problemas como la caries interdental. Algo que a veces pasa desapercibido es que no es posible realizar un control total de la placa bacteriana en cada limpieza solo con el cepillado. Porque únicamente con el cepillado solo llegamos al 60% de la boca. Esto da lugar a zonas que permanecen sin limpiar donde, con el tiempo, la placa bacteriana se va acumulando. En consecuencia, podemos desarrollar caries interdental o la enfermedad de las encías. La enfermedad periodontal y la caries dental son más prevalentes interproximalmente. Por lo tanto, el uso adicional de dispositivos de higiene interdental debe ser altamente recomendado. [1] De hecho, debería ser el primer paso de nuestra rutina de higiene oral diaria.

¡Recuerda utilizar una pasta de dientes con flúor, soluciones interdentales y colutorio para conseguir una boca y encías saludables!