Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, selecciona tu país e idioma. Serás redirigido a la página de tu país.

  • Reino Unido
  • Bélgica
  • Alemania
  • Dinamarca
  • España
  • Finlandia
  • Francia
  • Grecia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Polonia
  • Portugal
  • Suecia
¿Olvidas limpiarte la lengua tras cepillarte los dientes?

¿Olvidas limpiarte la lengua tras cepillarte los dientes? Esto es a lo que te expones

Una higiene bucal completa no solo incluye cepillarse los dientes y limpiar entre los dientes con palillos o cepillos interdentales o hilo dental, también debe tenerse en cuenta la limpieza lingual. 

¿Por qué es tan importante limpiar la lengua? ¿Cómo la podemos mantener limpia y qué consecuencias puede traer olvidarse de hacerlo?

Limpiar la lengua: una parte esencial del cuidado bucal 

Limpiar la lengua debe formar parte de nuestra rutina diaria de higiene bucal. Cuando comemos, los restos de comida se depositan por toda la boca, incluyendo la superficie de la lengua que es rugosa y surcada. Por este motivo, se convierte en un excelente medio para el desarrollo de microorganismos dañinos.

La falta de una higiene oral adecuada, junto a ciertos factores de riesgo, conduce a un crecimiento excesivo de microorganismos. Esto puede afectar negativamente al estado de salud de todo el cuerpo.

Un ejemplo de factores de riesgo serían el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol, café o té.

Acumulación de bacterias en la lengua: molestias dolorosas y la causa del mal aliento 

Si no se realiza una higiene bucal adecuada, la acumulación de bacterias en la lengua puede causar molestias dolorosas y mal aliento.

El sedimento en la lengua no solo está formado por fragmentos de comida ingerida. En su superficie también se acumulan numerosos microorganismos como bacterias y hongos. Su excesivo crecimiento puede provocar molestias desagradables y además empeorar la salud de los tejidos periodontales. Estos organismos son los responsables de aumentar el riesgo de inflamación, ulceración y aftas, así como de la aparición de caries. 

Y no solo eso, estos depósitos también son los causantes de la aparición del mal aliento. Este problema es el resultado de la presencia de compuestos de azufre volátiles formados durante los procesos metabólicos que realizan las bacterias. Dejando la sensación de un regusto desagradable en la boca. El mal aliento o halitosis suele producir cierta angustia o vergüenza a quien lo padece y por tanto reduce significativamente su calidad de vida.. Es por ello por lo que únicamente con un cepillado completo de los dientes no conseguiremos esa sensación duradera de limpieza y frescura. 

En determinadas situaciones, por ejemplo, con la toma de ciertos medicamentos, puede producirse una colonización patógena en la lengua por hongos. Como consecuencia, pueden aparecer manchas blancas en su superficie. Junto con el enrojecimiento de la lengua y la destrucción de las papilas linguales. Esto aumenta el riesgo de desarrollar una infección por hongos que, si no se trata, afectará a todo el sistema digestivo.

La reducción de dichos problemas es posible si se desarrolla el hábito de limpiarse la lengua con regularidad.

Cepillo lingual: cómo limpiar la lengua de forma eficaz

El cepillo lingual elimina de manera efectiva y segura los residuos de alimentos y la placa bacteriana de la superficie de la lengua. Es una herramienta cuya forma ergonómica y diseño facilitan su uso. El cómodo mango termina en un cabezal de doble cara con dos filas de filamentos a un lado y dos filas de raspadores en el otro. El pequeño tamaño permite una higiene a fondo, incluso de la parte posterior de la lengua, sin producir arcadas.

El cepillo lingual es un complemento esencial en la higiene bucal diaria. La sencillez y la facilidad de uso aportan muchos beneficios para la salud de los dientes y los tejidos periodontales. Además, comprimidos como las tabletas GUM® HaliControl® son un producto ideal para luchar contra el mal aliento también fuera de casa

¿Cómo utilizar correctamente el cepillo lingual?

Una vez que te hayas limpiado los dientes, cepilla la superficie de la lengua por el lado de los filamentos del cepillo. Esto ayuda a despegar la placa bacteriana, ubicada incluso en los pequeños surcos de la lengua. Después coloca el cepillo lingual en la zona más profunda de la lengua. Realiza movimientos suaves para evitar irritaciones, y dirige el cepillo de dentro hacia fuera. No hay que olvidarse de la zona dorsal de la lengua, por lo que repetiremos este paso varias veces por los bordes para completar la limpieza lingual. 

El contenido presentado anteriormente está destinado a promover el conocimiento general de la salud bucal y no sustituye la opinión profesional o el diagnóstico médico. Siempre consulte a un médico o farmacéutico en caso de problemas de salud.