Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, selecciona tu país e idioma. Serás redirigido a la página de tu país.

  • Reino Unido
  • Bélgica
  • Alemania
  • Dinamarca
  • España
  • Finlandia
  • Francia
  • Grecia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Polonia
  • Portugal
  • Suecia
Mujer con un afta en el labio

Aftas en la boca: causas y tratamiento

Probablemente hayas tenido llagas o aftas en la boca en algún momento. Pero ¿sabes qué las causa o cómo puedes deshacerte de ellas rápidamente?

Muchas aftas en la boca aparecen en algún momento de la vida, en algunas personas con más frecuencia que en otras. A veces, estas heridas desaparecen después de un par de días. Pero en algunos casos, es posible que se necesite una ayuda extra para favorecer su eliminación. Las aftas o llagas pueden aparecer por situaciones comunes como la menstruación y el estrés. Aunque también pueden deberse a una enfermedad o un virus.

Por lo general, es doloroso e incómodo tener aftas en la boca. Incluso pueden doler tanto que hacen que sea difícil hablar, comer o cepillarse los dientes. Pero, por lo general, no es algo peligroso y con buenas prácticas higiénicas y productos adecuados, pueden desaparecer rápidamente. Sin embargo, si aparecen de forma recurrente o si tienes aftas en la boca que no cicatrizan, es importante comunicárselo al dentista o higienista dental. Ellos se encargarán de realizar una revisión a fin de conocer las posibles causas y obtener una solución más eficaz.

¿Qué son las aftas o llagas?

Hay varios tipos diferentes de aftas en la boca. Independientemente de si la causa subyacente es una enfermedad o si aparecen debido al estrés, el problema sigue siendo el mismo. Lo que todos tienen en común es que las llagas en la boca eliminan la capa superior de la mucosa oral. Esto significa que las terminaciones nerviosas quedan expuestas. La saliva, el aire, la comida y la bebida pueden irritar estas terminaciones nerviosas expuestas. Provocando así más dolor y ralentizando el proceso de curación. Es por eso por lo que las llagas en la boca pueden afectar a la capacidad para concentrarse, comer, beber e incluso hablar como de costumbre. Pueden aparecer en la lengua, encías, parte superior del paladar o en el interior de los labios o mejillas. 

¿Qué aspecto tienen?

Las aftas en la boca son redondas u ovaladas y generalmente blancas, amarillas o grises en el medio con un borde rojo hinchado. Las heridas suelen tener el mismo aspecto, aunque puede haber razones subyacentes completamente diferentes por las que aparecen. Los pequeños bultos en la parte superior de la lengua en particular no deben confundirse con las aftas. Ya que estas son nuestras células o papilas gustativas.

¿Cómo de comunes son las aftas en la boca?

Las llagas en la boca son muy comunes. Más del 50% de la población las padece en algún momento de su vida.

¿Qué causa las aftas en la boca?

Estas heridas pueden aparecer por múltiples razones, ya sea por una reacción o cambio interno en la mucosa oral o al dañarla con un objeto externo. Es común que, en situaciones de estrés, resfriados, por deficiencias de vitaminas y cambios hormonales aparezcan estas aftas. Aunque a veces la causa no es del todo clara. Hay enfermedades en las que las llagas en la boca son parte del cuadro sintomático. Pero, también pueden aparecer por los aparatos de ortodoncia, las dentaduras postizas, cuando te quemas o cortas con la comida. Incluso cuando tienes los dientes torcidos, de forma que el borde esté girado hacia la mucosa.

También hay una tendencia a desarrollar aftas en la boca de forma hereditaria. Para aquellos que tienen una mucosa oral frágil, incluso productos como la pasta de dientes o ciertos alimentos pueden desencadenar su aparición. La mayoría de las heridas en la boca o mucosas se dividen en las siguientes tres categorías:

Aftas recurrentes:

Las aftas también tienen tendencia a reaparecer. Si alguna vez has padecido aftas, es muy común que vuelvas a tenerlas. Especialmente en momentos en que el sistema inmunológico está debilitado. Si tu cuerpo está expuesto a un virus o a un alto estrés donde el sistema inmunológico puede verse afectado, pueden aparecer varias al mismo tiempo. Las aftas no son contagiosas en ningún caso, ni cuando están activas ni cuando están curadas.

Herpes labial:

El herpes labial es una infección de los labios, que puede aparecer también en la boca o las encías. Esta es causada por el virus del herpes simple. Esta infección provoca aftas pequeñas y dolorosas. Esta enfermedad viral es común contraerla ya en la infancia o la adolescencia, y después permanece en el cuerpo durante toda la vida. Algunas personas solo tienen un brote en la vida, mientras que otras lo pueden padecer de forma recurrente. El herpes sí es contagioso cuando florece, pero no cuando está cicatrizado o curado.

Heridas en la boca:

Las heridas en la boca son causadas por las dentaduras postizas, aparatos de ortodoncia y rozaduras causadas por dientes torcidos o algún objeto o alimento. Pero, además, cepillar con demasiada fuerza también las puede causar. La mucosa oral es sensible, en algunas zonas más que en otras, y las irritaciones repetidas pueden provocar fácilmente una herida o afta. Si aparece una herida repetidamente en el mismo punto de la boca, esto puede indicar que algo está rozando allí mismo. También recuerda que cosas como apretar la mandíbula o morderte la lengua pueden provocar escozor y dolor en la boca.

¿Cómo puedo deshacerme de las llagas en la boca?

No existe cura para las aftas en la boca, ya que desaparecen por sí solas. Lo que sí existe son formas de aliviar estos molestos síntomas y maneras de tratar la situación para que se curen más rápidamente. Sin tratamiento, las heridas y las aftas pueden empeorar y tardar más en curar. Si sufres de herpes, también es importante limitar la propagación de la infección curando las heridas.

La forma más rápida de tratarlas es aplicando una película protectora sobre la herida. Esto bloqueará el estímulo externo o lo que pueda causar más irritación. Los problemas suelen ser transitorios y deberían desaparecer en una o dos semanas. Si este no es el caso o si los problemas son demasiado molestos, se debe contactar con el médico especialista. Aquí te compartimos algunas recomendaciones para tener en cuenta cuando sufras aftas en la boca:

●        Utilizar un cepillo de dientes suave: elige un cepillo de dientes con filamentos suaves o extrasuaves si te duele al cepillarte los dientes cuando tienes aftas, o si quieres prevenir durante más tiempo su aparición. Por norma general, aunque no padezcas ningún problema, es recomendable utilizar cepillos con filamentos suaves. Así protegerás los dientes y las encías.

●        Usar una pasta de dientes suave con las encías: debes utilizar una pasta que esté diseñada para cuidar dientes y encías delicadamente. Ya que, igual de importante que cepillarse con un cepillo de dientes de filamentos suaves, lo es hacerlo usando una pasta suave cuando tenemos aftas. Evita aquellas que tengan ingredientes potencialmente irritantes. En GUM® contamos con el dentífrico GUM ActiVital®, una elección ideal para el cuidado diario suave de dientes y encías, incluso si padeces aftas.

●        Ten cuidado con los aparatos de ortodoncia, dentaduras postizas e implantes. ¿Tienes algún roce en la boca? Si usas dentadura postiza o algún aparato de ortodoncia, es importante revisarlos para evitar que provoquen rozaduras en la mucosa. Las dentaduras postizas también pueden provocar hongos, lo que a su vez puede aumentar el riesgo de que salgan aftas. Una cera de ortodoncia que te ayude a prevenir el roce del aparato con la mucosa o con alguna herida puede ser de gran ayuda. Descubre la cera GUM ORTHO, elaborada con cera de abeja y disponible en monodosis precortadas para una fácil aplicación.

 

●        Utiliza una férula dental: si aprietas la mandíbula o los dientes mientras duermes, una férula dental puede reducir esta tendencia. Lo ideal sería consultarlo con el dentista para que te recomiende la mejor solución.

●        Suplementos de vitaminas y minerales: para aquellos que tienen problemas en la cavidad bucal debido a deficiencias de vitaminas y/o minerales, los suplementos pueden favorecer su eliminación. En particular, se ha demostrado que la suplementación con vitamina B12 es eficaz contra este tipo de problema. Idealmente, consulta a un médico o especialista antes.

●        Infecciones en la boca: si tienes una infección grave en la cavidad oral donde las llagas son solo una parte del cuadro general, lo más aconsejable es visitar al médico o dentista. Ellos te recomendarán el tratamiento más adecuado.  

●        Excluir enfermedades: algunas enfermedades pueden causar inicialmente llagas en la boca. La enfermedad celíaca (intolerancia al gluten) puede ser un ejemplo, así como la anemia y ciertas enfermedades intestinales. Si tienes otros síntomas o sospechas que puede haber alguna alteración importante, debes acudir al médico para un diagnóstico adecuado.

●        Come alimentos blandos y suaves: es importante cuidar la boca en todo momento. Cuando te duele la boca, los alimentos líquidos y blandos pueden resultar más agradables para comer. Si no es posible comer, no se debe olvidar la ingesta de líquidos. Evita los alimentos demasiado calientes y picantes mientras tengas aftas en la boca.

●        Utiliza refuerzos: para evitar molestias, aliviar el dolor y tener una mejor calidad de vida, es recomendable utilizar ayudas diseñadas específicamente para ello. La gama GUM AftaClear te ayuda a sanar más rápido estas aftas y a obtener un alivio inmediato y duradero del dolor.

Cura y alivia las aftas en la boca con la gama GUM AftaClear

Aquellas personas que alguna vez han tenido llagas en la boca saben lo doloroso y limitante que puede ser. Si tienes mucho dolor, puedes terminar evitando la comida, los líquidos e incluso la higiene bucal.  Al tratar estos problemas con ayudas diseñadas para ese propósito, estas heridas se curarán más rápidamente y obtendrás un alivio del dolor al instante.

La gama GUM AftaClear está específicamente diseñada para tratar las aftas de la cavidad bucal. La gama de productos contiene gel, spray y enjuague bucal para aftas. 

Línea para las aftas en la boca GUM AftaClear

GUM AftaClear Gel

  • Proporciona un alivio inmediato y duradero del dolor desde la primera aplicación.
  • Acelera la curación.
  • No pica, quema, irrita, ni causa sequedad en la boca.
  • Sin alcohol.
  • Fácil aplicación local gracias a su largo aplicador.
  • Apto para adultos y niños (+ de 10 kg /+ de 2 años) bajo la supervisión de un adulto.
  • Ideal para su uso en casa en llagas localizadas.

GUM AftaClear Spray

  • Perfecto para áreas difíciles de alcanzar, como la parte posterior de la boca.
  • Tiene una bomba higiénica e innovadora que se puede dirigir en varias direcciones para un acceso máximo.
  • Apto para adultos y niños (+ de 10 kg /+ de 2 años) bajo la supervisión de un adulto.
  • Ideal para uso fuera de casa en llagas localizadas.

GUM AftaClear Colutorio

  • Alivio del dolor inmediato y duradero desde el primer uso.
  • Solución no alcohólica, no irritante.
  • No pica, quema, ni causa entumecimiento ni sequedad en la boca.
  • Viene con un práctico medidor de dosificación para una fácil aplicación.
  • Adecuado para adultos y niños mayores de 6 años bajo la supervisión de un adulto.
  • Especialmente recomendado si tienes llagas en diferentes partes de la boca.

*Aplicar el producto deseado tres veces al día, después de comer, durante una semana. Se recomienda evitar comer o beber durante al menos 30 minutos después de la aplicación. ¡Utiliza el producto de la gama AftaClear que más se adapte a ti para un alivio inmediato del dolor y para favorecer una curación más rápida de las aftas en la boca!

El contenido presentado anteriormente está destinado a difundir el conocimiento general sobre la salud oral y no sustituye la opinión profesional o el diagnóstico médico. Consulta siempre a un médico, dentista o farmacéutico si tienes un problema de salud.