Actualmente se encuentra en:

G.U.M España

Para encontrar a un minorista, selecciona tu país e idioma. Serás redirigido a la página de tu país.

  • Reino Unido
  • Bélgica
  • Alemania
  • Dinamarca
  • España
  • Finlandia
  • Francia
  • Grecia
  • Italia
  • Países Bajos
  • Polonia
  • Portugal
  • Suecia
Mujer señalando una llaga en su boca

Todo lo que necesitas saber sobre las llagas en la boca

Las llagas, úlceras bucales o aftas, son un problema muy molesto que genera un dolor intenso. Además, este problema puede llegar a afectar a nuestra vida diaria. Una úlcera bucal es una lesión que afecta a todas las capas del epitelio y al tejido conectivo que se encuentra debajo. Tienen forma redondeada u ovalada, de color blanquecino o amarillento, normalmente rodeadas de un halo rojo. 

Causas de las llagas en la boca:

Dependiendo de la causa, puede haber ulceración en las encías, en el paladar, en las mejillas o en la lengua. Entre las causas más habituales de las llagas en la boca, encontramos:

  • Una higiene insuficiente
  • Lesiones con los accesorios de higiene oral que utilizamos
  • Consumo de alimentos o bebidas demasiado calientes
  • Cambios hormonales
  • Estrés
  • Un sistema inmunitario debilitado (por una gripe, resfriado u otras enfermedades o infecciones)
  • Carencias nutricionales. Por ejemplo, por falta de vitaminas y minerales
  • Alergias o hipersensibilidad a determinados alimentos

El tratamiento de las llagas en las encías, el paladar o la lengua consiste en aliviar las molestias a nivel local. Pero, sobre todo, consiste en mejorar los hábitos de higiene. Mientras se están curando, es conveniente emplear una pasta dentífrica y un colutorio que sean suaves con dientes y encías.

La causa más común de su aparición en la boca de un niño o un adulto es una herida causada por algún objeto o por algún hábito. Por lo general, es el resultado de cepillarse demasiado o morderse las mejillas habitualmente o comer alimentos con bordes afilados que puedan causar cortes. Otra de las causas de heridas menores en la cavidad oral puede ser el roce con los diferentes componentes de los aparatos de ortodoncia o las dentaduras postizas.  

¿Qué más causa llagas en la boca?

A veces, la terapia crónica con algunos medicamentos causa ulceración de la mucosa oral. Dichos cambios desaparecen solo después de la interrupción del agente que los causa. Por ejemplo, determinados medicamentos empleados para enfermedades cardíacas, o el tratamiento de quimioterapia. 

También pueden producirse lesiones similares a úlceras en la boca debido a infecciones bacterianas o virales. Como, por ejemplo, neumonía, tuberculosis, virus del herpes, varicela o citomegalovirus. En ocasiones, aparecen en el curso de determinadas enfermedades de la piel o del sistema digestivo.

Tipos y síntomas de las llagas en la boca:

Hay varios tipos diferentes de llagas en la boca. La forma más común de lesiones no traumáticas son las aftas que aparecen en forma de puntos blancos dolorosos con inflamación. Pueden aparecer solos o en grupos más grandes. Estos cambios siempre son muy molestos y dolorosos, incluso cuando se dan en niños pequeños. 

Salen con mayor frecuencia en las encías, el interior de la boca, las mejillas, el paladar blando o la lengua. Pueden limitar significativamente las actividades diarias, incluido el habla y el consumo de alimentos.

Cuando se produce una infección por hongos (con mayor frecuencia Candida albicans), también se pueden desarrollar aftas en la boca. Suelen adoptar la forma de numerosas manchas blancas en la mucosa. A veces también aparecen granos en la boca, que sangran cuando intentas separarlos de la superficie. La mayoría de las veces incluyen la mucosa de la lengua, el paladar blando, las mejillas o las encías. Causan un dolor agudo, especialmente al ingerir alimentos duros.

Por otro lado, están los abscesos en la encía. Un absceso es una especie de burbuja en la boca, una cavidad esférica llena de secreción purulenta con un olor desagradable. Este tipo de problema causa bastante sensibilidad y dolor. Los dientes de alrededor se vuelven sensibles a los estímulos externos (especialmente los alimentos calientes). Los tejidos, por su parte, están inflamados y muy enrojecidos. En ocasiones, la fiebre puede acompañar al agrandamiento de los ganglios linfáticos.

¿Cómo tratar las úlceras bucales?

La mayoría de las úlceras bucales se curan por sí solas sin tratamiento adicional. En el caso de que el dolor resulte molesto, vale la pena buscar formas de aliviarlo. Por lo general, los productos para las llagas en la boca están disponibles en forma de líquido, gel o spray. Su uso, gracias a ingredientes cuidadosamente seleccionados, proporciona un alivio rápido y duradero del dolor causado por las aftas desde la primera aplicación. 

Gel para aftas GUM AftaClear

Poco después de la aplicación y gracias a sus ingredientes mucoadhesivos, estos productos forman una barrera protectora para la herida. Además, los productos GUM® AftaClear aceleran la cicatrización de las lesiones. También son eficaces en el tratamiento de pequeños cortes o irritaciones provocados por quemaduras, dentaduras postizas o aparatos de ortodoncia.

En el tratamiento de estas heridas en la boca, además de reducir el dolor, conviene detectar y, si es posible, eliminar la causa. Por ejemplo, si han aparecido por morderse las mejillas o cepillarse demasiado, debes trabajar por eliminar este hábito. Cuando la razón de su aparición son los roces con el aparato de ortodoncia, es recomendable utilizar cera de ortodoncia. Esto te permitirá reducir la aparición de dolencias desagradables en el futuro.

Remedios caseros para las úlceras bucales:

El mejor remedio casero para las úlceras bucales es, ante todo, una buena rutina de higiene oral. Por lo tanto, es importante elegir los accesorios más apropiados y cepillarse los dientes con regularidad adoptando una técnica de cepillado adecuada.

Utiliza un cepillo de dientes con filamentos preferiblemente suaves (ultrasuaves en el caso de padecer sensibilidad). Cepíllate con una pasta de dientes con flúor y que contenga ingredientes que cuiden el esmalte dental y la salud de las encías. Es importante limpiar los espacios interdentales con hilo dental, palillos o cepillos interdentales. El uso de enjuagues bucales es un complemento perfecto para la prevención de úlceras en la lengua y las encías.

¿Quieres saber más sobre cómo seguir una rutina de higiene oral completa? 

 

También es posible reducir el riesgo de padecer aftas bucales siguiendo diariamente una dieta equilibrada rica en verduras y frutas. El consumo de alimentos adecuados y la limitación de algunos hábitos es clave para prevenir la aparición de las llagas en la boca. Te recomendamos limitar o eliminar hábitos como fumar, beber café o té en exceso o consumir alcohol con frecuencia.

El contenido presentado anteriormente está destinado a promover el conocimiento general de la salud bucal y no sustituye la opinión profesional o el diagnóstico médico. Consulta siempre a un médico o farmacéutico en caso de problemas de salud.